Archivo de la etiqueta: libro

OIMAKU de El paciente inglés

OIMAKU de El paciente inglés de Michael Ondaatje, cuyo apellido por alguna extraña razón me trae a la memoria una foto del lago Ontario. Fue la primera novela que no terminé de leer. La abandoné porque era un tostón insoportable, lento y aburrido. El libro se lo había regalado a mi madre para su cumpleaños. Venía en un pack con El hombre que susurraba a los caballos de Nicholas Evans, cuyo nombre no sé por qué siempre me ha parecido el de un escritor de sagas románticas. A mí madre, por suerte, le encantaron.

OIMAKU del libro de mi cumpleaños

OIMAKU de aquella novela que vi de pequeño en el expositor de la librería del barrio y que me enamoró. En la portada había dos personajes jugando al ajedrez. Debía de ser un cuadro del siglo XVI o XVII por la ropa que vestían. El suelo era de damero, como en las pinturas de Vermeer. Yo lo quería pero no tenía dinero. Esperé como un mes, tiempo exasperantemente largo para un niño, hasta el día de mi cumpleaños, cuando mis padres me dieron dinero para que pudiera ir a comprarlo. ¡Pero al entrar en la tienda ya no estaba! Se me cayó el mundo a los pies. Detrás, mis padres se reían con la novela en las manos. Me la habían comprado. Terrible amor cruel…

OIMAKU de El Pequeño Vampiro

OIMAKU de cuando me llegó a casa el primer libro de El pequeño vampiro y leí las primeras páginas. Al protagonista, Antón, le encantaban las historias de miedo. Yo tenía 5 ó 6 años. Se describía, en la imaginación del niño, a “hombres con medias en la cabeza”. Siempre me imaginé a esos hombres con la media calada hasta la frente y las dos perneras colgando de los lados de la cabeza, como velos medievales, o algo así. No como a ladrones ocultando su rostro.