Archivo de la etiqueta: humor

OIMAKU de la canción de Cortocircuito

OIMAKU de la canción que entonaban unos pandilleros en la peli de Cortocircuito: “Los chulos acojonan, los chulos empitonan, los chulos mangonean ¡tus bolas a Plutón!”. No tiene ningún sentido pero recuerdo que de pequeño me partía de risa con ella, y me la aprendí de memoria. Hoy encontré un vídeo en Youtube con la escena, que resulta que era de Cortocircuito 2, y me he vuelto a partir el pecho con nostalgia. He alucinado con el doblaje de la escena, lleno de un argot lumpen que el DRAE no recoge y que, sin embargo, es una maravilla.

OIMAKU del Trivial para Dummies

OIMAKU de una máquina recreativa de Trivial de la marca Para Dummies que había en un pub de Southampton. Durante los nueve meses que vivimos allí, vimos bastantes de éstas pero con el Trivial clásico. Nos enfrentábamos a la computadora junto con los colegas pero a las cinco preguntas solíamos palmarla. Decidimos que con aquel Trivial Para Dummies nos iría sin duda mejor. Metimos la moneda y leímos la primera pregunta. Era una de prensa del corazón, algo que para los ingleses debía de ser una chorrada muy sencilla pero de la que nosotros no teníamos ni idea. Fallamos y se acabó. Fueron escasos 5 segundos, una libra perdida y cero de diversión. Nos nos lo podíamos creer. Se nos había quedado cara de eso, de dummies.

OIMAKU de Vídeos de Primera

OIMAKU del programa mítico de Televisión Española Vídeos de Primera, presentado por Alfonso Arús. Es el programa que a día de hoy, cuando anacrónicamente aún se siguen emitiendo programas de este tipo a pesar de la existencia de Youtube, envejece peor en mi memoria. Cada vez me parece más malo y no recuerdo ningún vídeo que me haga gracia, aunque en su día me riese. Que el vídeo más galardonado acabara siendo el de “Se va el toro, se va por la barranquilla” ya da una idea de su criterio humorístico. Recuerdo que el mayor interés de aquel concurso era ver si en un descuido se le caía el peluquín al presentador.

OIMAKU de un gag de La Trinca

OIMAKU de un gag de La Trinca. Creo que sucedía en la aduana de un aeropuerto donde Toni Cruz, el más alto, llegaba con un carro en el que transportaba una maleta enorme. El guarda de la aduana, Josep Maria Mainat, lo veía y, sospechando del tamaño del equipaje, se lo hacía abrir. Para sorpresa del guarda, la maleta estaba llena de prótesis de pechos. Flipado, el segurata empieza a tocarlos, y cada vez más fascinado, y más contento. Pero, finalmente, al apretar uno de ellos, se levanta de debajo de las prótesis una chica y le planta un guantazo en toda la cara. Surrealista y genial. Todavía me parto.