OIMAKU de Cosas de Casa

OIMAKU de Cosas de Casa, la serie que acabó acaparando hasta la náusea el personaje repelente por excelencia, Steve Urkell. Recuerdo que al principio sólo tenía contadas apariciones y hacia el final el actor coprotagonizaba con el sufrido Carl, padre de familia y ex policía en la Junga de Cristal, casi todos los episodios. Recuerdo cómo por arte de birlibirloque, o de cuota de share, dos hijas y una tía de la familia desaparecieron; luego, creo incluso que hasta la esposa y Eddie, el hijo mayor. Se desmontó todo el nidito familiar que aplicaba las pertinentes dosis morales en cada episodio para reunir a freaks tales como Urkell, Maira o Waldo Geraldo Faldo que lo único que hacían era repetir coletillas sin cesar. La serie fue cayendo en picado, bajada a los infiernos que se aceleró con el doblaje patrio de Antena 3, que decidió que era divertido añadir morcillas tales como “queso de Cabrales” o “m’ha dao un tabardillo”. El canal estuvo tirando de ella, quemándola, hasta que encontró un sustituto para la franja de dos a tres de la tarde: Los Simpsons.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *