OIMAKU del pie roto

OIMAKU de cuando me saltaba las clases de la universidad para ir a verle con su pie roto, todo un mes. Tardé años en recuperar esas pérdidas. Y más años tardé en recuperar las ganas de olvidarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *