OIMAKU de los dulces de los 80

OIMAKU de los caramelitos de nata de una peseta que vendían en los estancos, con papeles plateados, de las bolsitas con bolitas de anís de colores que te regalaban en las farmacias y de los bastones gruesos de pan crujiente con que te obsequiaban los panaderos. Ser niño en los ochenta molaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *