OIMAKU del principio de miopía

OIMAKU de cuando supe por primera vez que podía tener problemas de miopía. Era el primer año de universidad y, en una de las clases, me di cuenta que las palabras escritas con tiza sobre pizarra me resultaban borrosas. Los contornos del traje gris del profesor tampoco eran nítidos sobre el fondo negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *