OIMAKU de udilchimi

OIMAKU de “«U? Udilchimi» «E! Erachigoboza»”, el diálogo de besugos que tenían los dos monigotes vestidos de tenista pintados en la tapa del estuche de A. Sin saber de qué lengua se trataba, o si tan siquiera era una lengua, se convirtió en nuestro lema: absurdo pero repleto de fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *