OIMAKU de mi abuela y la guerra

OIMAKU de la vez que le pregunté a mi abuela por la guerra y ella me respondió: “La guerra es una cosa muy mala. Por eso no hay que hablar más de ella”. No fue sólo cómo lo dijo, también fueron los ojos con los que lo había dicho: unos ojos que había visto una guerra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *