OIMAKU del Telesketch

OIMAKU del Telesketch y de lo mucho que me gustaba y de lo muchísimo que me frustraba no ser capaz de dibujar nada que realmente me quedara bien y de la pena que me dio cuando el polvo de la pantalla dejó de pegarse bien y el espacio para dibujar se hizo menor y de cómo una de las ruedas de los controles dejó de funcionar y de cómo, finalmente, el juguete se rompió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *