OIMAKU de El Fumador

OIMAKU de El Fumador de Expediente X. Me fascinaba aquel viejo Garganta Profunda, seco como el papel de liar, engabardinado y gris como la ceniza, disolviendo en volutas los secretos de su boca de misterio, explicándole la verdad y la mentira al enfervorizado de Mulder, que atendía intrigado, deseoso de saber dónde estaba su hermana, para luego encontrarse, de nuevo, solo y a oscuras en mitad de un aparcamiento subterráneo, descubriendo que su informante, una vez más, había desaparecido como el humo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *