OIMAKU de la toalla-panchito

OIMAKU de la toalla-panchito de Inglaterra. Era una toalla rosa, pequeña, para secarse las manos, que, pese a lavarla constantemente, había cogido un olor a humedad imperecedero, un tufo asqueroso que recordaba al de los ganchitos naranjas, de los que justamente derivó el nombre. Curiosamente, se la echa de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *