Archivos mensuales: mayo 2010

OIMAKU de la pizza picante de Inglaterra

OIMAKU de la pizza picante que cenamos en casa de I. y J. en Inglaterra. La habíamos comprado junto con otras en el supermercado de la misma calle y era “Indian Style” o algo similar. Recuerdo que estábamos todo el grupo comiendo las pizzas, bebiendo y charlando, y en cierto momento de la velada, cuando todos recibíamos en nuestros estómagos la pizza india recién salida del horno, J., con su indumentaria de heavy, empezó a toser tras el  primer mordisco. Obviamente, todos empezamos a reírnos de él. Sin embargo, M. no lo hizo. Estaba quieto, con los ojos vidriosos, como un perrillo abandonado. “¿Qué te pasa?” le preguntamos preocupados. Él se puso rojo y le cayeron un par de lagrimones. “Un poco fuerte, ¿no?” respondió sin mirarnos. Entonces sí que nos partimos la caja. Por sus huevos y su orgullo, M. se terminó su porción de pizza, ¡aunque le costara un agujero en el estómago!

OIMAKU de Hotel Tres Estrelles

OIMAKU de aquella serie de El Tricicle que emitían en TV3, llamada Hotel Tres Estrelles. Me encantaba y creo que existe una cinta de VHS grabada con capítulos que todavía da vueltas por casa de mi madre. Recuerdo un episodio en que había una convención de gafes, que era un desastre, y me acuerdo de que Carles Sans interpretaba a un botones que siempre acababa sacando provecho de las situaciones. Al final de cada capítulo de la serie se armaba la gorda y acababan todos corriendo, persiguiéndose como en Benny Hill. Adoraba aquella serie. Era buenísima.